lunes, 14 de abril de 2014

SECRETOS

Estaba pensando, suelo hacerlo, si. A veces mas intensamente , pero lo hago a fin y al cabo. Este es el de ayer-hoy. Me preguntaba, si un secreto se puede mantener siempre o al menos el máximo tiempo posible, uno propio, quiero decir, el de los demás supuestamente ya no son secretos, a eso voy. Cuando alguien nos dice : "te voy a contar un secreto", deja de ser eso , un secreto para ser ...una anécdota ? un algo ? un pensamiento que pulula libre por ahí y que puede ser descubierto por cualquiera. Generalmente cuando alguien me pregunta, si puedo guardarle un secreto le digo que no solo por le hecho de que ya pasa por un conducto complejamente interno que va hacia otro pero que pasa por un área prácticamente " vulnerable" y que puede ser " violada" incluso por el viento. Hay una zona cero entre el emisor de ese secreto y su futuro guardián, oséase " nosotros". No hay secreto de dos, puesto que un secreto es siempre cosa de uno, entre dos...puede irse de paseo a otro lugar siempre, siempre. Y a esto voy. Recuerdo que alguien mayor me dijo: Guárdate siempre un secreto que sea tuyo, y de nadie más. Uno que tengas siempre que mantener ahí, a buen recaudo,que no salga, ni para tentar a la voz, a tu voz. Por qué una vez que está dicho, se convierte en un "secreto a voces" , suele decirse. No os ha pasado nunca, nunca lo habéis escuchado ?. Seguramente si. Pues os cuento. Tengo al menos uno, que guardo celosamente, como si fuera mi último aliento. Da igual que magnitud tenga, es excitante al menos para mi. Saber que tengo "algo" propio, que nadie, hoy en día, tan difícil de mantener impenetrable no pueda verse, ni siquiera vislumbrarse...es ese uno de los motivos de cada día. Puede ser de un tamaño tan pequeño que sea extraño denominarlo como secreto, pero es mío, para mi. Así que déjame que tenga el tamaño, intensidad color y olor que yo quiera. Existe para mi y punto pelota.
No creo que haya necesidad de decir, tengo un secreto,  ya dejará de serlo. Es demasiado suculento para que las mentes impertinentes se apropien de él. Cuando tengas un secreto que sea solo para ti.
ahora bien, antes dije que cuando le pedía a mis amigos que NO me dijeran que tenían un secreto, existe una simple , muy simple explicación, me olvido. Es así de simple. Dímelo, me olvidaré de todos modos, bueno o malo. Depende, si me lo dices, pasa a ser también mi secreto o motivo de silencio, con lo cual paso a tener dos, así que prefiero que me digas que me vas a hacer una confesión, que vas a contarme algo en confianza, que lo que me digas queda entre los dos, así entenderé que, tu confianza depositada en mi, es mas valiosa que el secreto en si mismo. Y eso al igual que para mi , el mío, es inquebrantable. el respeto hacia alguien, es el mejor secreto de una persona.