martes, 27 de agosto de 2013

Echo de menos

Hoy es uno de esos días donde me echo mucho de menos, echo de menos mi risa que no sonrisa, porque aun siendo malo se han encargado de sacarme alguna que otra. Echo de menos mi gente , esa que esta igual que yo en alguna parte, lejos en la distancia pero cerca en el sentir. Echo de menos mis caricias en tu piel, mis besos en tu boca, y mis susurros en tu oído. Aunque los tengo grabados en la memoria selectiva, esa, que nunca se pierde. Tengo tu presencia de querer tenerte a ti, aquí, conmigo. Echo de menos algunas cosas inexplicables que viven en mi , en tú, en la imaginación. Aquellas miradas furtivas y secretos a voces que todos saben que son, cuales, y como, y aun así a nosotros nos parecen otras cosas bien distintas. Quisiera no tener menos , si no mas. Necesito ayudarte a echarme de mas, a que yo te eche de mas y no de menos. No quiero verte atrapado en la tristeza, esa que nunca has tenido, que no forma parte de ti. Esa que no habías conocido hasta que fue sorpresa. Me echo mucho de menos diciendo que te quiero y que me tienes, echo de menos que me digas : lo sé, estás aquí, conmigo.
Hoy es uno de esos días donde Martes y su dios, no traen cosas buenas. Hoy toca no hacer nada por mi, simplemente pensar hacer algo por ti. Que no me confortas ni te calmo, ni te canto alegrías por bulerías. Hoy solo puedo estar contigo presente en el mas aquí, quizás menos aquí también.
Me echo de menos cuando reconozco que no lloro por nadie mas que por mi. Echo de menos echar de menos, a YO, a MI, pero siempre con TU, a Ti, y contigo.